Otras páginas de este blog

lunes, 9 de diciembre de 2013

Breve historia de Coria del Río

 

El municipio de Coria del Río se localiza en el sector suroccidental de la provincia de Sevilla, al pie de la cornisa del Aljarafe y muy próximo a la comarca de las Marismas del Guadalquivir.

Existen restos arqueológicos que demuestran la presencia del ser humano en el Cerro de San Juan desde el Neolítico. Pero los primeros pobladores estables debieron ser los fenicios, hace casi tres mil años, que conocieron el lugar como Kavra ("cerro" palabra de origen indoeuropeo). En estos momentos (siglo VIII a.C.) junto a la localidad se hallaba la desembocadura del río Guadalquivir (paleoestuario), por lo que se comprende su papel estratégico. La actividad comercial y pesquera se mantiene en las épocas cartaginesa y romana. Es citada en época romana por Plinio como un oppidum denominado Caura. De la época árabe han aparecido en la localidad algunos hornos alfareros, pozo de noria, diversos restos constructivos y numerosa cerámica, alguna en muy buen estado de conservación. Tras su destrucción por los vikingos en el año 844,1 los árabes reconstruyen el núcleo, al que denominan Qawra. Tras su conquista por las tropas cristianas, el rey Alfonso X el Sabio decide repoblar con ciento cincuenta familias de catalanes, por juro de heredad, todo el terreno que constituye el término de la villa.2

El núcleo urbano se asienta junto al cauce del río Guadalquivir, a tan sólo 5 metros de altitud, aunque cuenta con la pequeña elevación del Cerro de San Juan. Durante la época medieval, debió existir alguna población sobre el mismo, aunque el verdadero asentamiento estaría en la zona baja, al sur del cerro, alineado a lo largo del eje de la actual calle Cervantes. En perpendicular a él se abren una serie de calles que desembocan en el arenal del puerto.

En 1594 formaba parte del reino de Sevilla en el Alxarafe y contaba con 360 vecinos pecheros.3 Durante algunos siglos, la localidad perteneció a los Condes de Olivares.

Hasta el siglo XVIII no se puede hablar de un verdadero centro histórico. Sería un espacio urbano de forma alargada, con el cerro de San Juan al norte, la calle Larga por el oeste, la línea de desbordamiento por el lado del río y una calle central (la actual El Palomar, antigua Hernán Cortés). A finales de esa centuria se construye la denominada Corta de Merlina, provocando un cambio en la fisonomía del puerto y un importante aumento demográfico.

En el siglo XIX se desborda por primera vez el centro y la trama urbana abandona el crecimiento hacia el sur para buscar la plataforma del Alajarafe, a lo largo de un nuevo eje hacia el oeste que, partiendo del puerto, cruza perpendicularmente la calle Larga (hoy Cervantes) y se ajusta al camino de Almensilla (calle del Carretero, antigua Capitán Cortés).

Durante la primera mitad del siglo XX, el desarrollo urbano continúa a lo largo de los caminos de Palomares del Río (al norte), de Almensilla (al oeste) y de Sevilla (al noreste), siendo este último urbanizado con tratamiento de Gran Vía.

Pero el verdadero crecimiento se produce en la década de los 60, por el efecto metropolitano de Sevilla, que convierte a Coria del Río en una ciudad-dormitorio, construyéndose grandes bloques aislados (Batán), barriadas de autoconstrucción (Antonio Mellado, El Pozo, Ángel Verde, La Piscina) y viviendas de promoción oficial (Gutiérrez Pérez, La Paz, El Lobo). En los años 70 y 80 se ha seguido edificando sobre áreas urbanizadas no colmatadas (Huerta del Pilar, Polígono Río Pudio, El Gato, El Mirador, En el Barrio de la Blanca Paloma, etc.), teniendo como ejes los caminos de Almensilla y de Palomares del Río. Entre este último y la denominada Nueva Avenida (por donde discurría el antiguo arroyo Carrascalejo, hoy entubado) se concentra el mayor contingente demográfico, teniendo como límite la Autovía Sevilla-Coria y su prolongación, la carretera A-8058, que circunda el núcleo por el oeste. En la actualidad, el núcleo de Coria forma prácticamente un continuo urbano en su extremo sur con el de La Puebla del Río.

portacontenedores coria del rio

(fuente Wikipedia)



Sevilla

 

Bonito vídeo promocional de la ciudad de Sevilla



martes, 3 de diciembre de 2013

Los baños árabes de Palomares del Río

 

Situados en la intersección de la calle iglesia y el camino de a Gelves, sobre una elevación del terreno en la zona oriental del municipio y cercano a la vega del Guadalquir. Los baños (siglo XII-XIII) no son de inmersión como los romanos, sino  por medio de vapor de agua. Consta de tres salas: sala fría, sala templada y sala caliente, y de una sala de acceso o vestuario, unidas mediante un pasillo transversal y tienen la particularidad de ser los únicos de estas características en el ámbito rural de la provincia de Sevilla.

image